Los abonos orgánicos aportan nutrientes al suelo, mejoran su estructura y retienen la humedad facilitando el crecimiento y desarrollo de las plantas, ayudándoles a soportar mejor los eventos climáticos extremos incrementados por el cambio climático.
El proyecto Adaptación de Comunidades Andinas al Cambio Climático propone recuperar saberes y tecnologías ancestrales para la elaboración de abonos procedentes de cosechas y animales.
La presente infografía promueve, como una medida de adaptación, la elaboración de abonos y su óptimo almacenamiento de acuerdo al contexto de la microcuenca Huarahuaramayo en Cusco.
PREDES - Centro de Estudios y Prevención de Desastres © - Lima, Perú -